CIUDADES DE NUESTRO MUNDO.

Diapositiva04

Unas ciudades nos gustan y otras no

A nadie le deja indiferente Venecia, o París. En cambio, seguro que nunca has oído de alguien que se vaya de vacaciones a Birmingham. Más allá de gustos personales o culturales, hay una gran coincidencia acerca de qué ciudades son hermosas y cuáles resultan desagradables. Alain de Botton, fundador de The School of Life, ha reflexionado al respecto y ofrece seis elementos que las ciudades que nos gustan tienen en común.

1. Ni demasiado caótica, ni demasiado  ordenada.

Al ser humano le complace el orden, la simetría, la regularidad. Pero no en exceso. La uniformidad excesiva cansa. Lo ideal es una complejidad organizada. Por eso nos gusta Ámsterdam, cuyas casas junto a los canales tienen cada una características propias, pero guardan una regularidad en cuanto a altura, formas y anchura.

casas Amsterdam

2. Ha de tener vida visible

Nada de grandes edificios impenetrables rodeados de autopistas: nos gusta ver actividad humana, gente que pasea, que compra, incluso que trabaja en la calle.

roma piazza navona

3. Ha de ser compacta

No quiere decir arracimada, ni claustrofóbica. Pero tampoco una ciudad hecha de kilómetros y kilómetros de casitas unifamiliares, algo que además representa un inmenso despilfarro energético. Una ciudad bien ordenada, con muchas plazas en las que la gente pueda verse es lo ideal.

siena2 

4. Ha de ofrecer orientación y misterio

Debe haber un equilibrio entre los grandes bulevares dispuestos de manera que resulte fácil orientarse (al modo de Nueva York) y las pequeñas callejuelas por las que deambular, con  sus rasgos distintivos y su misterio.

sevilla3 

5. Un equilibrio en la escala de los edificios.

En la ciudad, también queremos poder mirar hacia arriba. Y que lo que vemos no sea una masa desordenada de edificios sin personalidad.

regent_street

6. Ha de tener un aire local

El clima, la sociedad y la historia condicionan el hábitat. Esto debería reflejarse en las ciudades, donde los edificios se construyen con materiales locales y siguiendo pautas distintivas para cada una. A nadie le apetece hacer miles de kilómetros para encontrarse con una masa de edificios que son iguales que en cualquier otro lugar.

Calle de Dinan 3

Y ahora pregúntate, ¿vives en una ciudad así? ¿Qué habría que hacer para que todas las ciudades resultasen atractivas y vivibles? En este vídeo, De Botton habla sobre ello y da algunas sugerencias. No es tan difícil, sólo ha de haber voluntad política.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s